Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Inscripciones al Clan Uchiha
Dom Ago 24, 2014 8:27 am por Uchiha Masrur

» [Afiliación] Fuerza Shinobi
Vie Jul 25, 2014 4:20 pm por Invitado

» Anime Rol (Afiliación Elite solicitada )
Miér Jul 23, 2014 10:03 am por Invitado

» Fairy Tail, La Guerra Mágica. {Afiliación Elite}
Sáb Jun 07, 2014 12:45 am por Invitado

» Naruto X Elite [ROL/AFILIACION NORMAL]
Dom Abr 06, 2014 7:34 pm por Invitado

» Other World {Foro RPG Naruto/Inuyasha} normal
Sáb Mar 08, 2014 7:54 pm por Invitado

» Inscripciones al Kekkei Genkai Meiton
Jue Mar 06, 2014 9:44 pm por Legado Shinobi

» » Oscuridad (冥遁, Meiton) «
Jue Mar 06, 2014 9:34 pm por Legado Shinobi

» Lost Dimensions - Afiliación Normal
Mar Mar 04, 2014 11:04 pm por Invitado

NOMBRE
WEBMASTER

Perfil - MP
NOMBRE
ADMINISTRADOR

Perfil - MP
NOMBRE
MODERADOR

Perfil - MP
El skin Violet Party está hecho por Suomii para SC. Está prohibido la distribución sin la autorización previa.

Princesa de los Sueños -

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Princesa de los Sueños -

Mensaje por Keith el Mar Ene 14, 2014 10:50 pm

Dulces, serenas, tristes, embriagadoras, amargas, esperanzadoras, alegres…..así son las palabras, fuente inagotable de emociones. Capaces de tejer historias inolvidables, de atraparlos y conmoverlos en un mundo en el que la imagen es predominante, sangrienta y en el que la palabra parece estar devaluada... 
La funebridad empezó a mostrar su pálido rostro, el tirano silencio encaminado al ritmo del viento en el lugar permutaba su senda, presagio de una nueva coyuntura de leyenda y aquella puritana atmósfera empezaba a hilar torrentes de aire adulterado agualizcos por el control de alguien más.

Susurrando el sonido de los sincronizados pasos dirigidos a la brevedad, aquello que daba a corresponder un ascenso a su vida homogeneiza, su senda dirigida entre aquellas zonas las cuales llevaba caminatas arrinconadas entre esferas de agua las cuales chocaban con aquella tez pálida del Uchiha dejando ver su faz a plena tonalidad la misma no mostraba ningún interés.

La abrasidad del calor se hace presente en los diferentes lugares, reemplazando la luz del día por la cálida magnetiza desprendida de rústicos combustibles a modo vestiglos y pequeñas formaciones verticales de parafina. 
Los tenues rayos de luz  que desprenden las cúpulas de nube del negocio colocadas en candiles de hierro fundido llegan a iluminar lo suficiente para hacer visible el entorno, el símbolo del Uchiha toma tintes ámbar al momento en que los fotones hacen contacto con su humanidad.

Su llegada palmo ante la figura de la zagala, la potestad que hoy le daría la asistencia de la Princesa ante el arribo a los pisos cálidos y profundos de Sunagakure.
— Usted debe ser la Princesa... — exclamó acomodando su violáceo cabello. — No se equivocaron a tal seudónimo. — suspiro para luego continuar y que a continuación, la joven alegara a los vocablos implorados por al astro rey, conocido como Kokoro. — Sí, soy yo...  bisbiseo estupefacta ante las palabras del pelivioleta. Siguió en el acto de que el Uchiha se acercara a la materia de la apelativa Princesa, para que entre un roce de su cuerpo ante la misma, terminé de musitar. — Bien, comencemos este viaje, será algo duro, pero nada va a interferir, descuida. —

Suscito, adentrándose con sus finos pasos ante la salida, mientras la muchacha lo seguía, este freno sus pasos para crear un clon y que la misma replica siga ante el otro costado de la muchacha, nada hacía que salgan hipotéticos comentarios que silenciaban el pacto que era entre los dos anónimos, si bien la misión para Kokoro, era que la doncella llegue a salvo a su destino, era algo duro, según los informes razonados por el Uchiha, una insignia de ninjas perpetrarían la ejecución para esta.

De la tierra su silbido eterno, como errante en el cielo, deambulaban zagala y un ser ya reconocido por su patrimonio entre una nación. El aroma de sal en esas gotas, la planicie, el reflejo perdido en aquellas pragmas, los sentimientos encontrados y una presencia que, cada vez se hace mas notoria al precisar palabras impropias... y luego el silencio, y la anunciación de aquel joven coreado en antiguas descorras..

Se van espantando las sombras al levantamiento paciente de sus pasos, se van encontrando las cromaciones de sus legendarias indumentarias formando áureos tonos, casi purpuras si aquellas resacas oscuras aun dejan su esencia trazada en ellas, las hombreras como copas de equlibrio se van diferenciando como un equivalente referente a la sangre que corría entre sus venas...

Vespertina se deja ver su faz, en alazana tinta de la facción de la Princesa, mas arriba, mechones negros van distinguiéndose como un oriental sello de su estirpe, no se dejan ver sus ojos aun...
Pero si el noble porte que reluce su cartel de su soberanía, el aura que desprende en cada movimiento de su esbelto cuerpo parece confabularse en todo el ambiente tempestuoso hasta hacerlo su aliado, y su espíritu parece hacer temblar el suelo de respeto y honor mas allá de las venideras palabras.

Unos sonidos resonaron en el especie de bosque oculto que habían llegado, al parecer era lo mencionado por el informe. De un vertiginoso movimiento, el clon que posteriormente había efectuado Kokoro, fue esfumado en una nube de humo, y así, los ocales del Uchiha dejaron ver su mayestática visual, el sharingan de tres aspas en plena púpila carmesí. Kokoro atisbó en todas las direcciones mientras que cubría con su cuerpo a la joven, no sabía que podían aparecer por detrás. Unas risas maniáticas tonaban la zona. Su cuerpo esbelto comenzó a ponerse en dirección, mientras que pudo divisar entre la zona más oscura trás su vista, unos cuatro kunai's se dirigían con exactitud, dos a la cabeza de Kokoro, y dos a sus píes.

Gracias a la capacidad eductora de su sharingan, pudo ver tales armas con más sosiego, también gracias a la cercanía de una fuente de agua a pocos metros de este, aproximadamente uno dos, pudo expulsar de su cuerpo unos téntaculos los cuales detuvieron aquellas armas arrojadas, y así volviendo a ver a la que muchacha. — ¿Estás bien? — musito un poco preocupado ante las acciones. — Estoy bien, Kazekage-dono.— El uchiha quedó un poco tranquilo ante la replica de su preservada, mientras que uno de los ninjas desconocidos apareció repentinamente delante de este, queríendo impactar en su faz. — ¡Muere!  aquella acometida iba directamente hacía su rostro, mientras que con ambas manos en forma de equis pudo repeler aquel ataque, y entre un feroz movimiento, devolverlo con una patada a su estomago.

— Fallaste, JAJAJAJA.  aquella devolución sólo causo una nube de distracción donde nuevamente dos se impulsaron sobre los cielos, al rededor de diez metros, enviando bolas de fuego en dirección a estos dos. Entre un vestigio de sellos, se resonó sobre la zona. — Suiton: Suijinheki. — Un muro de agua en forma de circulo rodeo a Kokoro y a la princesa,  con el agua quitada sobre aquella fuente de agua que residía en el lugar, eran fuertes impactos lo que se sintieron en aquella esfera de agua.

Al termino de esos actos, los que habían lanzado las utópicas bolas de fuego, se pusieron en firmeza de tres, apareciendo el tercero no antes visto, al parecer, según las deducciones de Kokoro, todo el tipo de ataque fue una distracción, para que le deje una visión superior sobre la bóveda celeste, para que insurgente unos dos joven envién un ataque ninjutsu especificado. —Ahora si morirán. fue extraño eso ya que los tres parecían tener una conexión de palabras al mencionarlas, pero algo era perplejo, que sin duda, estaban en la boca del lobo ante la presencia de Kokoro. Entre rápidos sellos, expulso de su boca una especie de espuma que degradaría el movimiento de aquellos. — ¡Maldición! No nos podemos mover. fue la exclamación de uno, pero Kokoro no era de perdonar, rápidamente comenzó nuevos sellos, dondo aspiro una bocanada de aire de su boca.  — ¡Katon: Gōka Mekkyaku! — consiguiente  una gran llamarada se expulso de su boca ante actos posteriores, aquella gran llama cubría una extensidad de gran alcance, tanto horizontal, como vertical que sin duda sería dificil que pueda evadir tales hechos.

Al ver que aquella llama concluyo, los tres se encontraban en el suelo, este se acerco para verificar que todo este en orden, pero algo andaba mal, uno de ellos parecía como si se estaba escurriendo de los suelos, para que seguido del las espaldas de Kokoro emergiera una figura la cual tendia desde los suelos un gran golpe que parecía ser directo a su nuca, en forma de desmayo, al dar en el cuerpo del Uchiha, el malévolo aclaro. —¿Crees que soy tan idiota como ellos? ¡Venga! estás a mi favor, esos ojos no te sirven. al dar tal golpe, el del sharingan se deformo entre agua, donde apareció en las cercanías de la muchacha. — Perdone mi imprudencia por dejarla sola, lady. — taxativo como de costumbre, no dudo en acercarse a su compañera, donde al ver la figura del oponente, no se encontraba en ningún lugar.

No era de sorprenderse, por dentro sentía todo calculado, sus ocales fueron vistos por aquel desde un comienzo, nadie puede mostrar tales acciones fallidas, no sin conocer los ojos de Kokoro. Una sensación de temor había recorrido el cuerpo de la muchacha, lo estaba expresando en actos de atisbamiento, podía sentir una aproximación de algo, y estaba en lo cierto, aquel que posteriormente había desaparecido mágicamente del rango de visión de Kokoro, se postulo detrás de la espalda de la muchacha, con un kunai directamente en su espada, pero algo andaba raro, este se había detenido, de pronto, su cuerpo se sintió como si tuviera unas estacas atravesadas en su cuerpo, sin duda había caído en uno de los Genjutsus más poderosos del Uchiha.

— Es el fin. — sosiego entre sus zancadas se puso al costado de el ninja, cual se encontraba en completa inmovilidad, no lo calcularlo dos veces, cuando sin misericordia dió un gran golpe en su costilla, posiblemente destruyéndola. — No me gusta que gente basura como tú, arruine mi destino. — terminó, para que seguido deje a aquel muchacho revolcado en el suelo, debido al genjutsu y su golpe. — Sigamos... — expresó a la muchacha, donde salieron de aquel lugar, dejando los cuerpos que yacían en el adoquino.

El lugar donde se habían adentrado,  colmaba un teñido de un azul nítido, juega hoy a mostrar las tonalidades que van del blanco más puro al negro más opaco, intentando transformar un paisaje agradable en algo sombrío, triste y melancólico. Y lo consigue.
La fría noche al raso, despejada, ha permitido presenciar un espectáculo fascinante: incontables haces de luz brillando perdidos en la oscuridad del infinito. Dicen que es ahí arriba donde van los deseos, todos, y donde quedan los que no se cumplen. Cuentan que por eso brillan tanto, intentando llamar una atención ya rechazada. Los menos, dejan de resplandecer allá arriba, y lo hacen más cerca. Aunque para muchos todavía demasiado lejos.
Los deseos se han ido a otra parte. La oscuridad parece querer quedarse. Pero es ella quien acompaña el Uchiha entre su atormento.

— Llegamos... — El viento transmite su llegada, abriéndole camino.
Ellos avanzan seguro de su poder, implacable, altaneros allá en lo alto.
Y aunque lo ve venir de lejos, no hace nada por evitarlo. No puedo hacer nada... Se mantenerme firme, erguido, fuerte en su debilidad, y hacerle frente. Consumido, unos ninjas parecían ser Anbu tomarón postura ante el arribo del Kazekage. — ¡Kazekage-Sama! ¿se encuentra bien? exclamo aquel anbu de la élite que cubría aquel país, raro a su vez. — Estoy en condiciones de no quejarme, pues le he traído a su persona en completo estado,ella les detallará los actos consumados en el camino, hemos hablado bastante, tal vez se de otra ocasión sobre el asunto, hasta entonces, volveré al país del viento para mis acciones.— musitó dando una vuelta de 180º como volviendo a su punto principal. —Avisaré de sus actos, Kazekage-Sama. ¡Hasta luego!

A punto de caer la última hoja, escucho entre los oídos de Kokoro.— No he mencionado nada, sin saber que alguien ha arriesgado su vida... — La última esperanza de sobrevivir a la pérdida se resonó en la mente de la joven, el último recuerdo de tiempos mejores. Un mínimo soplo de viento, una pequeña vibración, pueden hacerla desprenderse, como mostrando la fragilidad con la que perduran los buenos momentos, como mostrando la facilidad con la que éstos pueden quebrarse. Y luego, un largo período de letargo. Siempre demasiado largo, pues aunque en realidad no lo sea, siempre lo aparenta. Triste, frío, sombrío, intentando resistir todos los golpes, resguardando en su interior la vida, la esperanza. Deseando que llegue un día en el que volver a renacer, aguanta, resiste, regocija ante su retirada.


  Perfil | Ficha  
avatar
Keith
Jounnin

Mensajes : 7
Edad : 21
Localización : Bajo la lluvia.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.